Queremos que nuestros lectores se lleven un poco de conocimiento a sus vida. Aprenda a reconocer y a aplicar según su poder de refractar el calor. Hay una bujía para cada motor.

bujias

 Una de las cualidades de las bujías de encendido es su Grado térmico. Técnicamente hablando, el grado térmico es la capacidad de conducir y disipar calor de una bujía de encendido. La transmisión de calor para la bujía de encendido, en la cámara de combustión, depende del tipo específico de motor.

El grado térmico es importante, pues una temperatura mínima (o temperatura de autolimpieza) tiene que ser alcanzada para prevenir carbonización y fallas de encendido asociadas. Por otra parte, una temperatura máxima (o rango de preencendido) no debe ser excedida para prevenir que ocurran preencendidos.

Por estos motivos, la temperatura de trabajo de la bujía de encendido (rango de temperatura operacional) se tiene que mantener, por proyecto, dentro de los límites mencionados atrás.

El grado térmico de una bujía de encendido está determinado por un código numérico y tiene que estar de acuerdo con las necesidades específicas del motor. El valor numérico de grado térmico forma parte de la designación del código de las bujías de encendido Bosch.

Códigos numéricos menores (por ejemplo, de 2 a 5) significan bujías “frías”, o sea, alta conducción de calor para motores calientes. Códigos numéricos mayores (por ejemplo, de 8 a 10) significan bujías “calientes”, o sea, baja conducción de calor para motores fríos.

Las bujías de encendido Bosch están proyectadas en diversos grados térmicos para que sea aplicada la que mejor se adapte a cada tipo de motor.

El aspecto de las bujías de encendido dice muchas cosas sobre las condiciones de operación del motor y de la propia bujía. La apariencia del aislador y de los electrodos de la bujía de encendido provee informaciones tanto sobre la característica de operación de la bujía como sobre la mezcla aire/combustible y el proceso de combustión del motor.

Analizar la apariencia de la bujía de encendido es, por lo tanto, un ítem esencial en el diagnóstico del motor. Sin embargo, para una evaluación confiable del estado de la bujía, se recomienda que previamente el vehículo recorra por lo menos 10 km, con cambios de marcha en una condición mediana para conducir. Evite un largo período de ralentí antes de apagar el motor.

En una bujía aceitosa, el pie del aislador, los electrodos y la carcasa de la bujía están cubiertos por una capa de hollín, brillante, húmeda de aceite y por residuos de carbón.

Causas: aceite en exceso en la cámara de combustión, nivel de aceite muy alto, guías de válvulas, cilindros y anillos del pistón están gastados. En motores a gasolina de 2 tiempos, aceite en exceso en la mezcla.

Efectos: fallas de encendido, dificultad en el arranque.

Soluciones: rectificar el motor, usar la proporción correcta de mezcla gasolina/aceite (motor de 2 tiempos), reemplazar las bujías de encendido.

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados