El iPad podría ayudar a mejorar las terapias en niños con discapacidad visual

La tablet de Apple podría ayudar a mejorar los resultados de las terapias de niños con discapacidad visual cortical (DVC), según investigadores.

La DVC se trata de un trastorno neurológico grave causado por un daño cerebral que impide a los miños interpretar la información visual que reciben, según un trabajo de campo publicado el jueves.

La intervención temprana en la vida de los niños que padecen esta discapacidad es fundamental, apuntan los investigadores de la Universidad de Kansas (KU), ya que con las técnicas adecuadas se les puede ayudar a obtener una mejor visión a medida que crecen. El iPad podría tener un papel “crucial” en esta terapia.

Esta discapacidad se puede presentar desde el nacimiento y su gravedad dependerá del tipo de lesión del paciente pero siempre requiere de cuidados específicos y una educación especial.

La doctora Muriel Saunders del Life Span Istitute de la Universidad de Kansas, especializado en pacientes con discapacidades, utilizó las tabletas de Apple en su trabajo terapéutico con un grupo de quince niños y “nos quedamos totalmente sorprendidos”, aseguró.

“Cada niño estaba fascinado con el iPad. Los niños que normalmente no ven a la gente, no responden a objetos o responden de una manera muy repetitiva, se quedaron fascinados con el iPad”, señaló la doctora, que trabaja con estos niños para ayudarles a desarrollar habilidades del lenguaje.

Tradicionalmente los terapeutas que tratan a estos niños usan una caja de luz, similar a la que los médicos emplean para ver una radiografía, ya que les resulta más fácil ver las luces y los objetos en alto contraste.

“Una persona con una DVC grave pasa mucho tiempo mirando las luces”, explica Saunders. Aunque no distinguen con claridad, “puede ser que vean algo que pasa, pero no ven las caras y no ven los objetos. Así que es como si fueran ciegos”.

La doctora utilizó a sugerencia de uno de sus colaboradores el iPad como réplica de la caja de luz y descubrieron que las posibilidades de interactuar con sonidos y colores son mucho más atractivas para los niños.

De momento están utilizando algunas aplicaciones simples para que tocando la pantalla aparezcan sonidos, imágenes y siluetas de colores sobre un fondo blanco.

La doctora indica que ésta es sólo una pequeña muestra y todavía falta una investigación formal para documentar el poder del iPad para ayudar a estos niños pero ya se está usando como herramienta en las terapias.

“Usando el iPad, no sólo pueden interactuar con una pantalla, sino que se les puede enseñar a través de una serie de pasos a controlar las cosas en esa pantalla”, señaló la doctora, que ahora busca financiación para hacer una investigación más exhaustiva.

La doctora realizó estas pruebas junto con expertos del Junior Blind of America en Los Ángeles (California), una institución que se dedica a trabajar con niños ciegos.

Fuente: Ultimahora.com

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados