Windows 8 llegará al mercado el próximo 26 de octubre y mostrará un diseño renovado que podrá usarse con mouse o en pantallas touch

Microsoft lanza la semana que viene lo que será el mayor rediseño de su icónico sistema operativo Windows desde 1995.

Windows 8 mostrará una interfaz totalmente renovada, tal como se pudo ir viendo en las distintas presentaciones de Microsoft y de distintos fabricantes que ya apuran sus nuevos equipos con el nuevo software de Redmond.

Desde el comienzo, Windows 8 se despega de sus antecesores. Al encender el dispositivo, el usuario ya no se encontrará con la tradicional pantalla de inicio a la que Microsoft lo tenía acostumbrado, sino que verá un conjunto de mosaicos coloridos deslizables a través de los cuales se accede a las distintas aplicaciones y funcionalidades, similar a los que ya se podía ver en Windows Phone 7.

Esta nueva pantalla de inicio, con los distintos recuadros, reemplaza al clásico menú de inicio de Windows. Según explica Walter Mossberg en The Wall Street Journal, el escritorio tradicional sigue ahí; solo que ahora toma el formato de una aplicación más a la que se debe acceder.

Con Windows 8 el enfoque de la empresa hoy liderada por Steve Ballmer es la adaptabilidad, es decir, crear un sistema operativo plástico, que pueda utilizarse tanto en computadoras con mouse como en tablets con pantallas táctiles.

Así, los grandes mosaicos del nuevo Windows pueden utilizarse con mouse, pero brillan al utilizarse de forma táctil, algo que sitúa a Microsoft en el terreno cada vez más amplio y exitoso de las tabletas. Microsoft misma decidió este año apostar por este rubro, ya que lanzará su propia tableta, Surface, también el 26 de octubre.

Para aquellos que gustan del diseño más tradicional, Microsoft no ha eliminado por completo el escritorio clásico con su menú de inicio, tal como los usuarios lo han conocido durante años, sino que ambos ecosistemas conviven en el mismo dispositivo y el usuario puede usar tanto la nueva pantalla de inicio, con sus mosaicos, como la más antigua. En este sentido, utilizar Windows 8 integra dos experiencias muy distintas en un mismo dispositivo.

Esta duplicidad de sistemas puede llevar a la confusión por parte de los usuarios; inclusive, el navegador web Internet Explorer viene duplicado y tiene su versión para la nueva pantalla de inicio y otra para la tradicional. Microsoft, sin embargo, apuesta a que el período de potencial confusión dure poco.

Windows 8 viene en dos versiones: una diseñada para utilizarse con PC con procesadores Intel y otra, RT, que estará orientada a tablets con procesadores ARM.

La gran diferencia entre ambas es que mientras que en los dispositivos basados en Intel se podrán abrir aplicaciones diseñadas para la versión RT (además de las clásicas aplicaciones para Windows), no se podrán instalar ni utilizar aplicaciones de PC basadas en Intel en el escritorio de dispositivos con Windows 8 RT. El único programa importante que estará disponible para que funcione en esta última versión será una adaptación de Office, sin Outlook.

La galaxia Windows 8

Además de su llamativa interfaz con mosaicos, Windows 8 también incluye una barra universal de controles llamada “Charms”, que aparece en pantalla cuando se pasa el dedo (o el puntero del mouse, en una pantalla no táctil) por el extremo derecho.

La barra concentra distintas funciones: Búsqueda, Configuración, Compartir, Dispositivos y un botón para volver a la página de inicio. Estas opciones se adaptan a la aplicación que se esté utilizando en el momento.

Windows 8 trae varias nuevas aplicaciones, entre las que resalta la de Fotos, que incluye no sólo las fotos locales del dispositivo, sino también las que se tengan en Facebook, Flickr y SkyDrive.

Se destaca también la aplicación Gente, que muestra no sólo los datos de los contactos, sino también sus últimas actualizaciones en redes sociales. Además, los usuarios podrán descargar las apps que deseen desde la tienda online de Microsoft.

En la Argentina, se podrá descargar la actualización a Windows Pro, la versión de “alta gama” del nuevo sistema operativo (para PC con Intel) por u$s39,99. El DVD de Windows 8 Pro puede adquirirse por u$s69,99. Ambas promociones durarán desde que se lance el nuevo Windows, el próximo 26 de octubre, hasta el 31 de enero de 2013.

Fuente: Infobae

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados