Instagram-Logo-e1345312211404

El fundador de Instagram, Kevin Systrom, salió a defender su idea de negocio y anunció que la empresa ha descartado la intención de  vender las fotos de los usuarios y aclaró que sólo se aplicará un nuevo esquema de publicidad en la aplicación para sufragar los costos que genera la aplicación. Esta aclaración surge tras la declaración de la empresa por las nuevas políticas de privacidad y términos de uso.

Los documentos legales son fáciles de malinterpretar, por lo que buscan atender a las preocupaciones específicas que han surgido en todo el mundo en este sentido, señaló el directivo en el blog oficial de la compañía.

Expuso que desde el principio, la aplicación fue creada para convertirse en un negocio, por lo que la publicidad es una de las muchas maneras con las que puede convertirse en una empresa autosuficiente, pero no el único.

El directivo aclaró que la intención de la empresa es imponer alguna forma de monetización de la aplicación, sin embargo su error fue usar un lenguaje confuso y que dio lugar a las protestas de los usuarios, por lo que están trabajando nuevamente en los términos para que sean más claros.

Indicó que los usuarios de Instagram son dueños de su contenido y la aplicación no reclama ningún derecho de propiedad sobre sus fotos.

“Nada de esto ha cambiado. Respetamos que hay artistas creativos y aficionados por igual que vierten su corazón en la creación de hermosas fotos. Siempre queremos que se sienta cómodo compartiendo sus fotos en Instagram y siempre vamos a trabajar duro para promover y respetar a nuestra comunidad y salir de nuestra manera de apoyar sus derechos”.

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados