Es un hecho que se veia venir, aunque había tomado un largo tiempo en ser desarrollado. De acuerdo con los que han logrado hacer el truco, ya es posible acceder a algunos sistemas que usan el algoritmo de biometría del iris para acceder a sitios privados y de alta seguridad.

Investigadores de la Universidad de Madrid han logrado recrear la imagen de un iris, esto  a partir de códigos digítales almacenados en  bases de datos de seguridad, por lo que dicha imagen ocular puede ser impresa y engañar a los detectores de seguridad activados por este medio.

Y para que no hubiera falla, antes de presentar este “invento”  en la conferencia de seguridad Black  Hat  realizada en Las Vegas, fue probado en uno de los sistemas de reconocimiento comercial (no especificaron cuál es, pero dicen que es efectivo), y  80% de las veces que se intentó accesar el escáner cayó en el engaño al creer que se trataba de un ojo real.

 

Lo anterior no es cualquier cosa, ya que aunque muchas veces ya se había presentado imágenes falsificadas del iris, es la primera vez que el código que éste posee ha podido ser copiado; empresa no muy sencilla, tomando en consideración que el iris posee 5 mil piezas de información.

Este hallazgo aunque pudiera tener diferentes aplicaciones, la primera que se nos ocurre es el robo de identidad… así que muchos se preguntarán ¿cómo para qué los investigadores se toman el tiempo de realizar este tipo de investigaciones?… bueno, la industria de las armas  también hace mucho daño, pero siempre ha sido redituable.

Fuente: Sopitas

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados