Los nuevos lentes de Google para realidad aumentada

169 0

Google y sus innovaciones parecen no tener fin. Ahora se anunció que esta empresa trabaja en el desarrollo de un modelo de lentes que permitiría a los usuarios obtener información por medio de la superposición de imágenes digitales con la realidad o lo que se conoce como realidad aumentada.

De entrada el diseño no es muy estético que digamos. Es más, muchos los han comparado con ‘los lentes de Terminator’. Más o menos, los usuarios así se verían con ellos:

Y es que estos lentes no sólo son físicamente similares (bueno, ni tanto) a los del robot matón, sino que las funciones serán muy parecidas. ¿Recuerdan cómo la visión del Terminator era capaz de analizar todo lo que le rodeaba?

 

Pues algo así ocurrirá con estas gafas.

 

The New York Times recaudó los testimonios de varios trabajadores de Google, quienes adelantaron las bondades  de este dispositivo:

*Pantalla de 4 pulgadas en la que se podrá monitorear en tiempo real y superponer la información acerca de los alrededores (sobre edificios, o amigos cercanos a nuestra ubicación) por medio de los servicios de Google.

*Sensores de movimiento.

*Conexión 3G o 4G.

*Capacidad para grabar video.

*GPS.

*Tecnología Android.

No sabemos qué tan útiles sean estos lentes en la vida diaria, pero igual y están buenos para farolear. Su precio oscilará entre los 250 y 600 dólares, aunque habrá que esperar a que esten en el mercado.

La verdad es que solo un disposivio así sólo pudo haber sido diseñada en Google X, el laboratorio clandestino en el que expertos buscan materializar las ideas y los sueños más locos y futuristas para revolucionar el mundo tecnológico. Aunque en honor a la verdad, el concepto de estos lentes de ‘realidad aumentada’ no es exclusivo de Google. La empresas Vuzix, a mediados de junio del 2011 sacó el modelo STAR 1200, que también superponía y proyectaba información e imágenes que no pertenecen al mundo real.

¡Qué tal! No veíamos innovaciones así desde que en Tepito sacaron a la venta los ‘lentes para ver debajo de la ropa’.

Como diría mi abuelita ‘ya no saben ni qué inventar’.