Posterous es el nuevo servicio de Twitter

Tan sencillo como mandar un correo a una dirección. Basta hacer eso para publicar un post. Si se adjuntan fotografías se convierten en una galería. Si se añade un PDF, el artículo aparece con un visor. La publicación en Posterous es tan sencilla que parece magia. Ese es el gran valor del servicio que acaba de comprar Twitter.

Posterous fue un digno competidor de Tumblr, el triunfador en esta batalla por bloguear rápido, sencillo y bonito. Sin más complicaciones, sin tener que actualizar ningún software o complicarse con comprar de dominios o servidores.

Hace tan solo 19 días un portavoz de Posterous le negaba a TheNext Web que estuvieran en conversaciones para una posible compra. A primera hora de la mañana en San Francisco tanto Posterous como Twitter lo han anunciado en sus respectivos blogs. En ningún momento se habla de qué sucederá con el servicio -aunque parece que continuará-, sino de que los trabajadores de Posterous pasan a formar parte del equipo del pájaro azul.

“Los espacios (como se denomina a cada publicación personal) seguirán funcionando sin cambios. Si los hay, avisaremos a nuestros usuarios”, explican, al tiempo que añaden instrucciones para aquellos que quieran migrar o hacer una copia de seguridad en otro servicio. La red social californiana añade que la adquisición incluye el personal y su tecnología “para hacer de Twitter algo mejor para ti”. En ningún momento se habla de posibles cifras, pero sí de que la totalidad de los empleados de Posterous (21) han sido contratados por Twitter.

Sachin Agarwal, creador y consejero delegado de Posterous, ha mostrado su satisfacción por todos los medios sociales. Desde una foto en Instagram, conectada a Twitter, naturalmente, pasando por un mensaje en Facebook, otro en Four Square, más un largo artículo en el recién vendido Posterous.

Agarwal responde al perfil del ingeniero de éxito de Palo Alto. Estudió en la universidad de Stanford, trabajó entre 2002 y 2008 en Apple, en el programa de edición de vídeo Final Cut Pro. En su biografía se jacta de no haber tenido nunca un ordenador personal. Dejó la empresa de la manzana para crear Posterous, esto le llevó a vivir en Boston y Nueva York. La adquisición por parte de Twitter le devuelve de nuevo al valle del silicio.

El ingeniero, de ascendencia hindú pero nacido en Inglaterra, se crió cerca de Los Ángeles. En 2007 un hecho cambió su vida: un iPhone llegó a sus manos. Eso le dio un vuelco a su percepción de Internet y le decidió a crear algo acorde a las posibilidades que brindaba el aparato. Eso fue lo que le impulsó a dejar lo que consideraba el trabajo de sus sueños en Apple y crear la red de blogs que acaba de vender.

Aunque, en apariencia, solo será un director de producto, no oculta su entusiasmo con frases como: “No hay mejor lugar para Posterous que Twitter” o “Apple y Twitter tienen mucho en común: un gran sentido del producto y el diseño, un increíble liderazgo, crecimiento fuera de lo normal y una cultura empresarial extraordinaria”.

Cuando los grandes de Internet hacen una operación como esta no todo son buenas noticias. Hay varios precedentes que desaniman al cliente. Hace más de tres años Facebook compró FriendFeed, un servicio que ha caído en el olvido. El domingo anunciaron que, tras adquirirlo en diciembre de 2011, Gowalla echaba el cierre. En el caso de Google tampoco han corrido mejor suerte Picnik, un servicio dedicado al retoque de fotografía online. Ha desaparecido como tal. Algunas de sus características se han añadido a Picasa y Google +.

En los últimos tiempos, Twitter ha evolucionado para cuidar la forma en que presenta el contenido: ordena la información, mejora la gestión multimedia, los enlaces de YouTube aparecen como vídeos incrustados en los tuits y las fotos como galerías de imágenes. ¿Piensa twitter más allá de los 140 caracteres?

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados