maria_paulaAunque los padres de María Paula, Páez, quien terminó su proceso en ‘MasterChef Junior’, se oponían a que su hija participara en algún reality porque no querían verla sufrir al momento de ser eliminada, la niña de 12 años, quien desde los 7 se ha apasionado por la cocina gracias a su mamá, cuando se enteró de las convocatorias, grabó un video ella misma y a los pocos días, la sorpresa para sus papás fue muy grande al enterarse de que había sido seleccionada para hacer parte de los niños que concursarían para ganarse un cupo en el programa.

Fue así como a lo largo de las pruebas, ella demostró que talento para cocinar es lo que le sobra, no en vano, se convirtió en la participante número 12 en abandonar la competencia. Aunque reconoce que su salida del reality le produjo mucha tristeza, hoy se siente más tranquila y satisfecha de haber tenido la oportunidad de conocer a sus compañeros, a los jurados y la presentadora Claudia Bahamón. “De MasterChef Junior, no solo me llevo los regalos que me dieron, sino también el corazón de todos mis compañeros, de los jurados y de Claudia, son personas maravillosas y aprendí mucho de ellos”, cuenta emocionada María Paula.

“SI NO SABES PERDER, NUNCA VAS A PODER GANAR”

¿Cómo se siente de haber participado en MasterChef Junior?
Esta fue una experiencia muy bonita para mi vida. Cando salieron las convocatorias, yo misma me grabé cocinando un risotto, y pensaba que si pasaba las pruebas, era porque Dios así lo quería. En la competencia yo llegué tan lejos como Dios me quiso llevar.

¿Cuál fue la primera sensación que experimentó al entrar a la cocina de MasterChef?
Mi primera sensación fue de felicidad, pero a la vez sentía un poco de miedo porque era mi primera vez en frente de 3 maravillosos jueces en una cocina profesional.

¿Cuál fue el reto que más le gustó?
Fue uno en el que preparé una sopa de pizza, me fue muy bien, los jurados me dijeron que era un muy buen plato y fue una experiencia maravillosa porque nunca había hecho una sopa con los ingredientes que tiene una pizza, pero en eso consistía la prueba y fui de los mejores platos.

¿Y cuál fue el que más le costó trabajo?
El reto de campo en el que fui capitana de equipo. Lo hicimos en un colegio, donde les cocinamos a los alumnos. Preparar platos para niños es muy difícil, porque son muy exigentes. Lamentablemente perdimos, pero sé que hicimos un buen trabajo.

Fuente: CanalRCN

Otros links relacionados