Alejandro Marin conducirá un programa especializado en música

157 0

Desde llevar a Jorge Velosa, hasta hacer un mano a mano con Jimmy Zambrano y Mauricio Leguízamo, el guitarrista de The black cat bone, son algunas de las ideas de Marín.

Su nombre en radio tiene peso. Alejandro Marín capó clases en el colegio desde los 10 años de edad para irse a la emisora Veracruz de Manizales, así fuera a contestar el teléfono.

Pese a los regaños de sus padres, un pastor evangélico y una rectora de un colegio de monjas que le decían que iba a vivir ‘jodido y sin plata’ buscando ese sueño de la radio, él insistió en la búsqueda y ahora no solo conoce al derecho y al revés el negocio de la radio, sino que se alista para aprender el de la televisión y hacer nombre en ella.

A partir de este lunes 9 de febrero, a las 5:30 p.m., este manizalita, amante de Michael Jackson, Whitney Houston, el reguetón, Led Zeppelín y The Killers, hará parte del equipo de la franja Zona locha de Cityty en el programa Mucha City, en su nueva temporada, conocido durante nueve años como Mucha Música.

No es la primera vez que Marín se vincula a Citytv, desde hace dos años este periodista que intentó terminar comunicación social en tres oportunidades, presenta los programas especiales que emite el canal como Los premios Billboard y Grammy entre otros.

Su afán por llegar a las emisoras, hacer nombre, ganar plata y trabajar lo hicieron desistir de las clases en la universidad de Miami, adonde lo envió su mamá para que no siguiera capando clases; de la universidad de Manizales y del Inpahu en Bogotá.

Durante cinco años le tocó ‘guerrear’. Trabajar sin sueldo. Cubrir los turnos nocturnos y tocar puertas por lado y lado. Sus primeras correrías las hizo con Gabriel Posada, su padrino de la radio. El hombre que lo soportó cuando él apenas tenía 10 años y le hacía toda clase de preguntas. Por eso se acordó de él cuando regresó de Estados Unidos. Y lo convirtió en su asistente. Lo llevó a Radioactiva de Cali, Medellín y Pereira.

Como no ganaba plata, a Marín le tocaba hacer oficios varios para ganarse el sustento. “Vendí hasta discos”, recuerda.

Pero le llegó su oportunidad en Radioactiva, en Bogotá. Alberto Marchena le consiguió su primer contrato laboral con Caracol y ahí comenzó su trayectoria. Pero se cansaba rápido y cada vez que sentía que no estaba haciendo mucho renunciaba.

En el 2000 se fue a Panamá para traducir 10 sermones de unos pastores, por recomendación de su papá. Pero la radio lo seguía llamando y regresó a Caracol. Esta vez hizo las veces de productor, editor, locutor, traductor y disk jockey. “Me aprendí el negocio de la radio musical de principio a fin”, cuenta.

Y volvió a cansarse. No soportó tanta presión. Se puso entonces a enseñar inglés en una academia de Bogotá, hasta que explotó la noticia del ataque a las Torres Gemelas y su vida cambió.

Ese hecho le despertó una inquietud periodística diferente y rápidamente se regó en el medio que conocía mucho del tema. Néstor Morales lo llamó como editor internacional y se enfrentó a cosas nuevas. Hasta consiguió, después de un mes de investigación, una entrevista con Yasser Arafat, para Morales. Ahí empezó a sonar el nombre de Alejandro Marín.

Trabajó entones en Caracol Básica, cubrió la historia del francotirador de Washington, varios premios y el inicio de la guerra a Irak. Hubo entradas y salidas por esa emisora, trabajo de la mano de su también maestro Julio Sánchez Cristo, pero después de un año largo con él, volvió a renunciar. Lo hizo el 31 de

iciembre pasado, no tenía nada que hacer, pero ya no se sentía a gusto por que su meta siempre ha sido ser un director de radio musical y sabía que allá no era el lugar indicado.

Hasta que le llegó la oferta de City y le gustó. Tiene muchas expectativas y está empeñado en trabajar en el tema del periodismo de entretenimiento con fondo. “Quiero que la gente empiece a ver entretenimiento con seriedad y fondo periodístico para no limitarnos en la creatividad. Hay que mostrar que más allá del video y del artista, hay una serie de cosas que suceden atrás”, asegura.

Comments are closed.