Andrea Jáuregui salió de la competencia con la convicción y tranquilidad de haber desempeñado un buen trabajo en Protagonistas de Nuestra Tele. Según sus propias palabras, este fue un programa que marcó su vida, pues adquirió muchos conocimientos de los mejores maestros con los que tuvo la oportunidad de tomar clases y tiempo durante el cual creció como persona. Si bien es cierto que nunca pensó llegar tan lejos por ser una de las últimas participantes en ingresar, quedó gratamente sorprendida al darse cuenta hasta dónde fue capaz de llegar.

Pero como reza un dicho popular, ‘unas son de cal y otras son de arena’, para la nortesantandereana su estancia en el reality no fue nada fácil, pues además de demostrarles a todos que sí tenía talento y que merecía la oportunidad que le dieron de estar en la competencia, tuvo muchos conflictos con Manuela, quien desde el comienzo le dejó en claro que no le caía bien. Pero esto no fue obstáculo para que Andrea se diera cuenta del talento que tiene para desempeñarse en la presentación y la actuación, dos profesiones en las que siente que tiene madera.

“LA ENSEÑANZA QUE ME DEJÓ EL REALITY ES QUE EL AMOR A LA FAMILIA ES PRIMORDIAL. DESDE QUE ME LEVANTABA HASTA QUE ME ACOSTABA PENSABA EN MI MAMÁ, EN MI HERMANA, Y EN MI ABUELA Y SENTÍA NOSTALGIA AL SABER QUE ESTANDO AFUERA LOS TENÍA MUY CERCA PARA VISITARLOS, PERO ESTANDO ADENTRO EL AMOR POR ELLOS ME AYUDÓ A VALORARLOS MÁS Y A DARME FUERZAS PARA SEGUIR ADELANTE”.

¿Cuál es el balance de su paso por el reality?
El balance definitivamente es positivo, porque hay una Andrea antes y después de Protagonistas, es una experiencia que me marcó la vida de muchas buenas maneras, dejé en la Casa Estudio amigos, los 6 que quedábamos ya éramos prácticamente una familia. Tengo muchas expectativas sobre lo que va a pasar de ahora en adelante para mí como presentadora y actriz sin dejar de lado mi carrera de arquitectura.

¿Cómo se siente fuera de la competencia?
Estoy feliz de haber salido, porque estaba muy tensionada porque llevaba dos semanas consecutivas porque tenía la camiseta roja y la semana pasada creía que había hecho una buena prueba de talento y la seguridad fue lo que me mató, eso me sorprendió mucho, pero cuando tuve la oportunidad de verme actuando, me dí cuenta de que sí había exagerado un poco en la interpretación del personaje. Los dos últimos días no me hallaba, tenía mucha angustia y ansiedad de saber qué decisión habían tomado los colombianos. Necesitaba descansar cómodamente y lo logré.

¿La tomó por sorpresa su eliminación?
En el último momento dije yo me voy, no sé por qué, tal vez intuición femenina, mis compañeros estaban esperando para saber quién salía, sobre todo los hombres querían que Sebastián se fuera, pero yo les dije, no escupan para arriba porque en la cara les cae y dicho y hecho salí yo y se les complicó la competencia a ellos.

¿Qué significó para usted haber llegado tan lejos en la competencia teniendo en cuenta que fue de las últimas participantes en ingresar?
Yo había perdido las esperanzas veía todas las noches el programa y sufría por no haber clasificado inicialmente. Cuando quedé entre los 26 finalistas me habían dicho que podía haber la posibilidad de ingresar si había alguna agresión física o si alguien quería salir voluntariamente. Yo no tomé muy en serio estas palabras y cuando me enteré de que era yo la que entraba, me dio mucha alegría.

¿Usted considera que haber ingresado mucho tiempo después que los demás le dio una ventaja en el juego porque ya conocía la estrategia de cada uno?
Se puede decir que sí porque yo estuve como televidente observándolos a cada uno de ellos y conociendo sus estrategias. Obviamente cuando ingresé tenía la certeza de que me iban a atacar y tenía que estar firme en los sueños que quería cumplir.

Con la primera persona que usted tuvo conflictos dentro de la Casa Estudio fue con Manuela, ¿por qué cree que las cosas entre las dos no funcionaron?
Cuando estaba como televidente, me daba cuenta de la forma de ser de Manuela y no me gustaba la manera como ella manejaba el juego. Y cuando llegué y ella me miró de arriba abajo, me molestó mucho, entiendo que todos estaban prevenidos por que sentían que había una intrusa. Con Manuela chocamos de entrada y esos roces se fueron incrementando, porque no llevaba ni una hora adentro y ella me aclaró que Edwin era suyo y otras cosas que me dejaron sorprendida. Yo no iba con intención de buscar novio sino centrada en demostrar mi talento y me sorprendía de ver las capacidades que tenía.

¿Pensó que iba a llegar tan lejos?
Yo pensé que me quedaba la semana de la inmunidad y a la siguiente salía, no me tenía fe porque sabía que todos me iban a querer sacar. Por eso cuando salí, me fui muy contenta.

La mayoría de conflictos que tuvo con Manuela fueron por Edwin y aunque usted argumenta que no entró a buscar novio, pero él le llamó la atención. ¿Qué piensa de él?
Si estuviéramos aquí afuera, ni lo miraría, Es muy simpático y me llamaba la atención, y fue muy especial conmigo, pero me parece que se desvió un poco de su objetivo que es ser actor. Edwin tenía una relación con Manuela y habían terminado, empezó a molestarme y yo le dejé claro que solo éramos amigos. No me parecía bien la actitud que él estaba tomando, él es un hombre que quería aprovecharse de la situación, es decir estar cerca de mí para que yo le diera mi apoyo.

Dentro del juego inevitablemente hay estrategias para mantenerse. ¿Cuál fue la suya?
Esto es un juego y para llegar a la final, hay que saberlo jugar. No tenía una estrategia definida, pero por mi cercanía con Jhoan a quien ya conocía y a Mateo, los apoyaba por ser de mi región. Ese era mi juego, pero al ver que todo fue cambiando, evitaba al máximo pelear y tener conflictos con mis compañeros. Aunque en cierto momento Manuela intentó dañar mi relación con las niñas, pero por fortuna se dieron cuenta de que nada de eso era verdad. Pienso que mi estrategia fue mostrarme tal y como soy, como una mujer tranquila…http://prensa.canalrcn.com

Fuente:rcntv.com

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados