En su primera entrevista desde la devastadora pérdida 7-1 de Brasil contra Alemania, en las semifinales del Mundial, la Presidenta brasilera Dilma Roussef le dijo a Christian Amanpour que la derrota fue una “situación extremadamente dolorosa” pero una que Brasil superará.

Dilma Rouseff

“Mis pesadillas nunca habían sido peores, Christiane”, dijo Roussef, conversando a través de un intérprete. “Ellos nunca habían ido tan lejos. Como seguidora, por supuesto, lo siento mucho porque comparto el mismo dolor que los demás seguidores. Pero también sé que somos un país que tiene una peculiar característica: Nos levantamos ante el reto de la adversidad”.

“Ser capaz de superar la derrota creo que es una característica y sello de un gran equipo nacional y la de un gran país.” Comentando sobre lo que ella pensó que sucedió, Rousseff dijo “Llegamos a este partido sin dos de los principales jugadores, Neymar, un gran delantero, y nuestro capitán, Thiago Silva.” La Presidenta, cuya propia imagen pública está tan atada al Mundial, enfatizó que la competencia ha sido una oportunidad para Brasil para probarse a sí mismo en el escenario mundial: “Uno debe tener en cuenta que desde todos los distintos aspectos, el hecho de que Brasil haya organizado una Copa Mundial, la cual creo que ha sido una de las mejores en el mundo, ha sido en gran parte debido a la habilidad de los brasileros de ofrecer y extender hospitalidad y darle la bienvenida a seguidores de todas partes del mundo.”

La entrevista complete con Rousseff – la cual también cubre las oleadas de protestas que se han llevado a cabo en Brasil- se transmitirá mañana Jueves 10 de julio a la 1:00 PM por CNN International.

Otros links relacionados