Colombianos pisando fuerte en el ‘Project Runway Latin América’

Todo el glamour de los premios Oscar de cine en la segunda temporada de Project Runway Latin America

En el episodio del lunes pasado, los participantes del reality tuvieron que crear el vestido que usará la presentadora de TNT, Liza Echevarría en la Entrega de los Premios Oscar en la Alfombra Roja, un reto complejo en el que un nuevo participante, quedó eliminado.

GLITZ*, la primera marca de entretenimiento y estilo de vida de Turner Broadcasting System Latinoamérica (TBSLA), emitió este lunes 24 de Octubre un nuevo capítulo de la Segunda Temporada de “Project Runway Latin America”, el exitoso “reality” que le da la oportunidad a catorce ambiciosos diseñadores latinoamericanos de mostrar todo su talento, y que estrena todos los Lunes a las 9:00 p.m. por Glitz*.

En este episodio, los seis diseñadores que continuaban en carrera debieron confeccionar un outfit lleno de glamour: inspirándose en las más importantes entregas de premios internacionales, tuvieron que crear el vestido que la modelo y actriz mexicana Liza Echevarría, presentadora para el canal TNT de los Premios Oscar de Cine. Un desafío de lujo y de muy alto nivel que incentivó y emocionó muchísimo a los jóvenes.

Para darles a conocer el reto, Mariano Toledo, el diseñador argentino mentor de los participantes, reunió a los participantes en el Colony Theatre, un teatro de gran tradición en el centro de Miami, y les presentó a Liza Echevarría, la celebrity que utilizará el vestido en unos meses más. Ella, les contó a los jóvenes sus cortes y colores preferidos y les anticipó que, a la hora de diseñar, deberían tener en cuenta algunos aspectos muy importantes: el registro del vestido en televisión, es decir, que se vea bien desde todos los ángulos; que favorezca su figura, que el vestido impacte y se convierta en un “fashion statement”, haciendo quedar a la mexicana entre las mejores vestidas de la noche.

Si bien el desafío entusiasmó mucho a los diseñadores, todos estuvieron disconformes con el tiempo otorgado para realizarlo. Se trataba de una pieza realmente compleja de hacer, de alta costura y les hubiera gustado contar con más horas de trabajo.

A pesar del apuro con el que trabajaban, todos los jóvenes estaban contentos con los diseños que estaban proponiendo. Sin embargo, cuando Mariano Toledo llegó al taller para aconsejarlos con sus creaciones, cuestionó varios de los diseños, cuestión que complicó a muchos de ellos obligándolos a repensar las ideas y comenzar los vestidos de nuevo. Todos tomaron las indicaciones dadas, excepto la mexicana Érika Servin, quien se rehusó a tomar los consejos de Mariano y continuó con su trabajo tal como lo venía haciendo.

El jurado, conformado por la prestigiosa conductora mexicana Rebecca de Alba, el reconocido diseñador venezolano Ángel Sánchez, la modelo y conductora de TV Mónica Fonseca y Liza Echevarría participando como jurado especial, se encontró con una pasarela de lujo y muy difícil de puntuar.

Todos los vestidos eran bonitos, sin embargo, a algunos les faltaban el impacto, la finesa y el glamour que diferencia de una pieza de la Alfombra Roja de otra que no la es. Karyn Coo, de Chile y con un vestido de una sola manga en tonos de violeta –muy alabado por el jurado a pesar del color-, José Luis Gonsalez, el mexicano que confeccionó un vestido con géneros verdes y marrones y que fue el único que se animó a utilizar tul –riesgo muy admirado por el jurado- y Érika Servin, la también mexicana que se inclinó por un estilo más romántico en un verde pastel, fueron los primeros “salvados” por el jurado. Sin embargo, el mejor trabajo lo realizó Carlo Carrizosa, de Colombia, quien, inspirándose en la Grecia Antigua, confeccionó un vestido verde oscuro con bordados en dorado.

El jurado lo felicitó y cada uno de los miembros coincidió en que su vestido era perfecto: no tenía errores, era de lujo, de vanguardia y digno de estar en una Alfombra Roja. Carlo Carrizosa ganó el desafío y se llevó todos los aplausos del jurado y de sus compañeros.

Por el contrario, Matías Cristino, de Argentina, y Vale Valuchi, de Uruguay, obtuvieron los puntajes más bajos. El primero, realizó un vestido fucsia con hombreras y espalda al aire que no convenció al jurado, quien afirmó que el mismo no tenía el nivel suficiente para estar en una Entrega de Premios de semejante envergadura. Por otro lado, la uruguaya presentó un vestido azul que poco y nada gustó a quienes evaluaban, quienes encontraron que el trabajo que había realizado en la parte de arriba del vestido desfavorecía muchísimo a la mujer, haciéndola parecer deforme. Finalmente, Vale Valuchi quedó eliminada y tuvo que abandonar el reality.

El próximo capítulo de la segunda temporada será el Lunes 31 de octubre a las  9:00 P.M. POR Glitz*.

En el episodio de la semana que viene, la cultura colombiana inundará Project Runway Latin América: cada diseñador recibirá un libro enfocado en un componente diferente del universo colombiano (su orfebrería, sus paisajes, sus ciudades, sus tradiciones), y deberá crear a partir del mismo un outfit que refleje todo ese mundo y se relacione con la historia de una mujer chic y cosmopolita. Los jóvenes contarán con exclusivos materiales de exportación y una gran variedad de accesorios hechos en Colombia para complementar sus diseños.

Para este capítulo, se suma a Rebecca de Alba, Ángel Sánchez y Mónica Fonseca, la colombiana experta en moda, Pilar Castaño, quien apuntará su juicio a las creaciones de los 5 participantes que siguen en la competencia.

En cuanto al clima que están viviendo los participantes, aunque todos son muy amigos entre sí, empezarán a presentarse pequeños roces entre algunos de ellos.

Una semana complicada, con un desafío complejo en el que lo participantes deberán darle rienda libre al su creatividad al momento de diseñar, y en el que otro participante deberá quedar eliminado. El lunes 31 de Octubre a las 9:00 p.m., por Glitz*.

Fuente: Mediática

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados