Cuerpos Extraños, una nueva serie que presenta algunas de las más grotescas e increíbles historias acerca de objetos raros que se han alojado dentro de organismos humanos vivos, se estrena en Discovery el martes, 25 de septiembre, a las 21:00 (hora de Bogotá).

Más que un programa que explora los límites de lo verosímil, el propósito de Cuerpos Extraños, es mostrar a los espectadores los avances científicos detrás de cada historia y explicar a detalle cómo es que gracias a ellos, los protagonistas de estos relatos lograron sobrevivir a su insólita experiencia.

En cada caso, la revelación de qué es exactamente el elemento extraño que se encuentra dentro del paciente – y cómo llegó allí – se conocerá hasta el último momento. Haciendo uso de testimonios, recreaciones y reconstrucciones mediante imágenes generadas por computadora, Cuerpos Extraños, analiza paso a paso el detectivesco trabajo que conduce a los médicos a su descubrimiento y localización y explora las formas en que estos peligrosos e inusuales objetos ingresaron al organismo de la víctima.

Asimismo, el programa estudia los efectos que estos objetos pudieron llegar a tener, tanto en los órganos vitales como en la conducta de las víctimas, y muestra como, con frecuencia, los cuerpos alojados estuvieron muy cerca de generar un desenlace fatal. Los espectadores podrán apreciar las alucinantes radiografías tomadas en cada uno de estos casos, desde estómagos llenos de vidrio hasta cuchillas de poda incrustadas en el cráneo, pasando por unas tijeras tragadas enteras.

Cuerpos Extraños, es una producción de Twofour para Discovery Networks International. Liz McIntyre es productora ejecutiva por parte de Discovery Networks International, y Bridget Sneyd por parte de Twofour.

A continuación figuran las descripciones de los cuatro primer episodios de Cuerpos Extraños,

Episodio 1
Aborda el extraño pero verídico mundo de los encuentros desafortunados con mortíferos objetos invasores. Está repleto de información útil acerca de lo que debe hacerse en este tipo de situaciones extremas, incluyendo el consejo más importante: “No lo extraigas”. Gracias a la habilidad y conocimiento de los médicos, hasta las historias más desesperadas encuentran una solución favorable.

Algunos ejemplos:
En Escocia, una mujer sale de su casa rumbo al trabajo y cinco minutos después acaba con su cabeza incrustada en un espigón de hierro de trece centímetros. En Australia, un joven padre de familia sale a pescar con unos amigos, y uno de ellos accidentalmente le dispara un arpón de metro y medio de largo, lo que lo lleva a las puertas de la muerte en una remota playa. Por su parte, un ciudadano estadounidense de 86 años de edad aprende de la manera dura que ningún lugar es seguro, al tropezar en su jardín y caer encima de unas tijeras para poda, mismas que quedan alojadas en su ojo, con el asa tocando una arteria vital.

Episodio 2
Este episodio podría ocasionarle temor hasta a cruzar el umbral de la puerta de su hogar, ya que es una prueba incuestionable de que hasta las actividades mas inocuas pueden ser potencialmente mortales. Así, un joven se dispone a arar un campo de cultivo junto con un amigo y acaba con un misterioso objeto alojado en su cerebro; otra persona sale a trabajar y se encuentra de cabeza en un terreno con casi dos metros de cercado de madera en su estómago, y finalmente, la simple acción de colgar un comedero para aves se transforma en una pesadilla de la vida real cuando una mujer queda empalada en un poste de metro y medio con un afilado gancho en la punta.

Sin embargo, el rescate llega bajo la forma de capacitados equipos médicos que realizan milagrosas intervenciones y no se arredran ante la extrema dificultad que representa extraer estos objetos de los cuerpos de sus pacientes.

Episodio 3
Un minuto, una joven pareja estadounidense disfruta de un romántico paseo en el bosque, y al siguiente, la damisela tiene un árbol de navidad saliéndole del cuello; un niño que sale a pescar se traga – literalmente – el anzuelo (y también buena parte de la línea), y casi perece ahogado; pero quizá la historia más extraordinaria de todas sea la de un hombre que estuvo a punto de morir después de haberse llenado de la cantidad de aire suficiente para inflar mil globos de fiesta… En todas estas narraciones, el valor, ingenio y recursos de amistades y doctores salvaron una vida, y en todas ellas, los médicos llevaron a cabo verdaderas hazañas de rastreo y atención de emergencia a fin de localizar y expulsar a estos mortales huéspedes no deseados.

Episodio 4
En este episodio se presentan los encuentros de heroínas y héroes del deporte con los invasores de cuerpos, y las casi fatales consecuencias que de ellos se derivan.

En el primer caso, el ciclista profesional Azizul Awang, apodado “Pocket Rocket” a causa de su baja estatura, se encuentra sobre la pista intentando clasificarse para los Juegos Olímpicos de 2012, pero sufre una caída y se estrella contra la duela a 70 kilómetros por hora. Un fragmento de pino siberiano de quince centímetros penetra por su pierna, y a continuación los médicos, entrenadores, y por supuesto él mismo se enfrascan en una desesperada batalla por salvar su carrera deportiva.

A continuación, un joven en Auckland, Nueva Zelanda, sale del trabajo y se dispone a relajarse con una sesión de surf, pero termina con treinta centímetros de fibra de vidrio incrustados en el cráneo. ¿Podrán los doctores salvar su vida, y después de ella, su apariencia?

En otro caso, Ben Czizlowski, jugador australiano de rugby, sufre un brutal choque con otro atleta en un partido de liga. Pocos días después, se encuentra en agonía en medio de terribles dolores. Los doctores descubren un diente humano clavado en la cabeza.
Finalmente, el esquiador profesional retirado Gunter Stiessen participa en una carrera amistosa de slalom en su pueblo natal en Austria. No se imagina que se convertiría en el protagonista de una dramática operación de rescate que lo obliga a luchar por su vida en la cima de una helada montaña.

 

Fuente: Síntesis

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados