Daniel y Alan, aunque salieron de Masterchef Junior en la semifinal siguen con los pies en la tierra

454 0

daniel-alan-masterchef

La noche de este lunes dejó los dos últimos eliminados de la cocina de MasterChef Junior, Daniel Gómez y Alan Knudsen, quienes batallaron hasta el final para tener el máximo privilegio de convertirse en el primer ganador del reconocido reality de Nuestra Tele. Finalmente el sueño no pudo ser, pero contrario a salir con la cabeza gacha y con sus ilusiones frustradas, ambos concursantes reconocieron que su camino por la vida recién comienza y su talento los llevará a conseguir muchos más reconocimientos.

Amantes de la diversidad gastronómica, Alan y Daniel también comparten su gusto por la música, aunque las regiones que los vieron nacer, parezcan tener pocos puntos en común.

El pastuso y el caleño se lucieron a lo largo de toda la competencia, encabezando una y otra vez las votaciones entre los mejores pequeños cocineros de la cocina MasterChef Junior.

Lo que ambos tienen claro es que sus campos de acción en la vida, que recién empieza para cada uno, pueden ser bastante variados, pero la cocina y el arte culinario hacen parte de sus prioridades. Daniel sueña con ser oftalmólogo, mientras Alan destaca su pasión por los aviones y la medicina.

Estos ‘pequeños gigantes’ se robaron el corazón de Claudia Bahamón y de los tres jurados, por su capacidad gastronómica, pero sobre todo, por su particular forma de ser. Durante toda la competencia Alan se mostró estratégico, mientras que el perfil bajo y la camaradería caracterizaron a Daniel.

El poder femenino manda en Masterchef, pero los niños dejamos al género por todo lo alto”: DANIEL

¿Cuáles son las sensaciones que experimentaron tan pronto salieron del reality?

Alan: Sentí tristeza y a la vez felicidad. En principio, estuve triste porque obviamente cerraba ciclo, tenía que dejar a RCN, el canal que nos acogió. Estuvimos un tiempo largo en el que me acostumbré a convivir con distintas personas. Por otra parte, sentí felicidad porque me fui de la mejor manera posible, me sentí bastante orgulloso por haber llegado tan lejos en la competencia.

Daniel: Lo primero que a uno se le viene a la mente es tristeza porque todo ser humano cuando empieza algo lo hace para triunfar, nunca para perder. Sentí como si estuviera dejando de lado un sueño que tenía, pero si lo veo desde otra perspectiva, estoy feliz de poder llegar a ser el cuarto. Salí al lado de uno de los grandes (Alan), compartí experiencias muy chéveres.

¿Fue muy decepcionante quedarse a las puertas de la gran final de MasterChef Junior?

Daniel: Sí es muy decepcionante. Lo más triste es que yo empecé de primero y terminó último, ese sentimiento de tener un pie adentro y repentinamente salir, no se lo deseo a nadie. Creo que el trabajo que hicimos con Alan fue muy bueno y por mi parte estoy orgulloso.

Alan: Aunque fue decepcionante, me siento felíz porque Daniel me acompañó durante mucho tiempo. A él lo veo como un hermanito pequeño. Yo pienso que en el Canal RCN compartí nuevas culturas, nuevos platos y todo eso fue novedoso en mi vida. Todo fue muy positivo.

¿Consideran que la final femenina es lo más justo?

Alan: Yo realmente pienso que la final es totalmente justa. Es lo que la vida nos tenía deparado. Creo que en las ediciones pasadas de MasterChef nunca había quedado una final con dos mujeres y pues para todo siempre hay una primera vez.

Daniel: Las dos niñas que llegaron a la final son las mejores. Ellas demostraron que las mujeres son unas duras cocinando. María José demostró que no solamente era repostera, su comida salada fue la mejor y por eso está donde está. Yulitza nos dio una cachetada con guante blanco cuando también demostró que no solo servía para preparar comida típica colombiana, ella fue de las mejores con la cocina gourmet. El poder femenino manda en MasterChef, pero los niños dejamos al género por todo lo alto.

¿En qué momento sintieron que se perdió la competencia?

Daniel: Yo considero que tenía perdida toda opción justamente el último día de participación. Fue muy duro cuando no pude sacar la espuma del frasco, no pude prestar atención a los langostinos, tampoco a emplatar la salsa y mi plato terminó no siendo lo que esperaba. De ahí que me haya puesto a llorar. Ese día me sentí destrozado.

Alan: Fueron varios momentos. En semifinales me sentí así al inicio, Tuve días de falta de concentración, sobre todo cuando cociné sancocho, ahí me ví afuera del programa. Pero la fe mueve montañas y por eso llegué tan lejos.

¿Cuál es su plato favorito y cuál considera fue su mejor preparación en MasterChef?

Alan: Mis platos favoritos son: La explosión k, que es un rollo de sushi, ese plato lo inventamos con mi mamá. También me encantan los langostinos en puré de chontaduro. Y pienso que mi mejor preparación la pudieron ver los jurados cuando nos pidieron un ajiaco vanguardista.

Daniel: Me encanta la langosta termidor y el magret de pato. Tuve varios platos buenos dentro del programa.

¿Por momentos Alan pareció arrogante y envidioso con sus compañeros. A qué se debió eso?

Alan: Realmente esa fue una estrategia que finalmente no me dio ningún resultado. Quiero aprovechar la oportunidad para pedirle perdón a mis compañeros y compañeras. No estoy nada orgulloso con eso y me arrepiento totalmente.

¿De dónde nace el apodo del ‘científico de la cocina’, Daniel?

Daniel: Yo nunca trabajé con nitrógeno ni cosas extravagantes. Incluso, el día del ajiaco, que se prestaba para hacer una preparación moderna, no tomé esa opción. Mi trabajo se pudo relacionar con un científico porque estudié, estuve indagando acerca de combinaciones más naturales. Y así probé hasta que me saliera. Ese apodo me pone súper feliz porque hice un gran trabajo.

¿Cuál de los jurados fue su favorito?

Daniel: Los tres jurados me mostraron su cariño. Me quedo con Jorge, no solo porque me decía ‘Danielito’, sino porque estuvo conmigo en todo el proceso y gracias a él llegué a la semifinal. Además él dijo que nos parecíamos mucho, pero aclaro, no soy su hijo como decían mis compañeros”.

Alan: José Ramón siempre nos brindó una sonrisa muy cómica, a Nicolás lo tuvimos de nuestro lado en todo momento y a Jorge le aprendí bastante de cocina. No tengo un favorito.

¿Qué van a extrañar de Claudia Bahamón?

Alan: Sentimos el apoyo moral que nos ofrecía Claudia. Ella era como nuestra segunda madre. De ella voy a extrañar su forma de ser, compartir con ella y estar con una de las mujeres más bonitas de Colombia. A la gente le quiero decir que ella es igual de bonita como se ve en televisión y además es buena persona, gran combinación.

Daniel: Cuando Claudia llegaba al set, todos los niños nos quedábamos impactados por su belleza. Al llegar tan lejos tuve la fortuna de darle un beso en el cachete, lo que para mí es todo un privilegio. Ella fue mi apoyo, me insitía para que fuéramos originales con nuestros platos y hoy quiero decirle que muchas gracias.

¿Cuál fue su mejor amigo o amiga dentro de la competencia?

Daniel: Siempre me entregó su risa, su buena actitud, compartí grandes momentos junto a Matías. Alan es como mi hermano mayor y por eso también entra en esa lista.

Alan: José Daniel fue mi mejor amigo, siempre con sus ideas locas, su sonrisa inigualable.

¿Cuál de las dos chefs que quedan será la ganadora?

Alan: Por algo las dos están ahí, la repostera (María José) nos dio duro con los plastos de sal y por otra parte Yulitza siempre nos mostró nuevas ideas. Será un verdadero duelo de titanes.

Daniel: Ambas son extraordinarias cocineras., pero por amistad quiero que gane María José.

¿Aparte de cocinar, cuáles hobbies tienen?

Daniel: Me gusta mucho tocar la batería, todo el tema de percusión, llevo cuatro años en una escuela de música. Estoy mucho tiempo en el computador y me apasiona el baloncesto.

Alan: Me gusta tocar el bajo, me encanta pasarla rico con mis amigos del colegio. Yo considero que jugar fútbol sin árbitros es lo mejor, siempre con juego limpio.

¿Qué planes tienen ahora que termina MasterChef?

Alan: A mí me gusta la medicina, la música, la cocina y la aviación. Son carreras largas, difíciles y cuando esté más grande seguramente me enfocaré por una de ellas.

Daniel: Sé que la cocina va a seguir conmigo. Me gustaría estudiar oftalmología y uno de mis proyectos es abrir mi propio restaurante. Aún soy un niño y voy a vivir mi vida paso a paso.

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados