Diana Hernández fue la ganadora de 106 millones de pesos. Obtuvo el 43 por ciento de los votos.

Siempre mostró prudencia y aunque tuvo roces con algunas de sus compañeras, Diana Patricia Hernández nunca fue nominada para abandonar el reality Gran Hermano. De 27 años, fue la ganadora de 106 millones de pesos. Obtuvo el 43 por ciento de los votos del público. (Vea acá las imágenes de la premiación).

Después de 93 días en la casa Gran Hermano, Diana Patricia Hernández, fisioterapeuta y modelo, nacida en Medellín, de 27 años, fue elegida como la Gran Hermano del reality de Citytv (canal de EL TIEMPO Casa Editorial), Endemol, empresa creadora del formato, y la productora colombiana RTI.

Diana Hernández siempre tuvo un bajo perfil, hasta que inició una relación sentimental con Juan Sebastián Duque, otro de los participantes, que la visibilizó más entre los televidentes.

Nunca fue amenazada y cuando supo que era la ganadora, se sorprendió. Estaba al lado de Alejandro Ocasiones, uno de los más nominados para dejar la casa durante los 93 días que duró el programa, y quien siempre fue salvado por los televidentes.

A la salida de Alejandro le prometió que lo ayudaría y desde allí les aseguró a sus compañeros que el carro, que hace parte del premio, se vendería y el dinero repartido entre todos, tal como habían prometido los concursantes en su momento.
Eltiempo.com habló con Diana Hernández.

Cuando dijeron que era la ganadora se mostró sorprendida. ¿Fue así?

Sí, siempre estuve muy segura de que Farid y yo seríamos el tercero y el cuarto lugar, pues esperaba que ganara Alejandro o María Cristina. Me parecía justo por su difícil situación económica. Y cuando quedamos solo Alejandro y yo, me pareció exótico el segundo puesto. Luego vino la votación, 42 por ciento, y me dije que Alejandro se lo merecía. Y resulta que fui yo, y me sorprendí. Nunca me había ganado nada, ni una rifa en una fiesta.

¿Cómo fue el último día en la casa?
Lento, almorzamos una sopa con verduras que nos preparó Farid y yo sentí el cansancio de los tres meses de encierro. Me dieron ganas de salir y, lo repito, nunca esperé ganar.

¿Por qué cree que la gente la eligió?
Porque tengo las cualidades de una gran hermana. Nunca tuve problemas en la casa, nunca fui nominada. Y además tengo objetivos con el dinero, porque aparte de brindar comodidades a mi familia, quiero montar una empresa que les dé empleo a mujeres cabeza de hogar. Quiero abrir una fábrica de bluyines y darles trabajo a mujeres como María Cristina.

Usted, además de ser femenina, defiende el mundo femenino…
Sí, y me duele que la comunidad femenina sea tan desunida. Yo estudié en un colegio de mujeres, vivo con mujeres (mamá y dos hermanas). Es mi realidad normal y hubiera querido que en la casa fuera igual.

¿Sigue su relación con Juan Sebastián?
Sí, es la persona con la que quiero estar. Él entró el sábado a la casa y lo vi como triste, traté de animarlo, pero quedé un poco deprimida, lo vi muy delgado.

¿Mantiene la promesa de vender el carro y repartir la plata entre sus compañeros?
Sí, la mantengo. Hicimos la promesa en el segundo día en la casa.

¿Cómo va a retomar su vida?
Por lo pronto, quiero estar con mi mamá y mis hermanas, tomar chocolate y hablar. Y trabajar, trabajar mucho, pero lo primero será buscar ese trabajo y también, hacer contactos para modelaje para mí y algunos de los compañeros. A mí, realmente, me encanta trabajar y tengo mucho qué hacer.

Los oros finalistas
De los cuatro finalistas, el primero en abandonar la casa fue Farid Valdez, con un 10 por ciento de los votos. El concursante cartagenero solo tuvo una nominación y siempre fue un caballero en la casa. Farid ingresó al concurso después de dejar de trabajar en un reconocido restaurante de Bogotá.

La segunda en salir fue María Cristina, que tuvo un 23 por ciento de la votación, algo sorprendente pues se esperaba que fuera la ganadora debido a que siempre que estuvo amenazada, el público la salvó. La joven latonera, de 23 años, madre de una niña, saludó a la pequeña con un fuerte abrazo a su llegada al set. Su sueño es estudiar mecánica automotriz.

Alejandro Ocasiones, concejal de Anapoima, de 18 años, víctima del desplazamiento y quien tuvo siete nominaciones para dejar la casa, se llevó el 27 por ciento de los votos. Ocupó el segundo lugar.

Fuente: Eltiempo

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados