Se termina el 2015 y como siempre hay que hacer algo de caja para saber que fue lo que se ganó o perdió durante el año. Los canales privados colombianos RCN y Caracol tuvieron un año bastante difícil y no porque sus ventas o sus márgenes de ganancias estén en rojo, sino porque su rendimiento en audiencia es cada vez menor y al paso que van, su importancia en el medio publicitario, cada año será más pequeña si no dan un giro radical en la forma de producir contenidos y de distribuirlos.

diomedes-diaz-novela-rcn-serie

Los dos canales hicieron grandes apuestas por formatos hechos en otras latitudes y que vienen con sello de ganadores como Tu cara me suena, La voz, Factor X, Masterchef, Un minuto para ganar, Colombia tiene talento y otros tantos formatos que los anunciaron como parte de una ‘transformación’ de los contenidos de los dos canales y la verdad, no obtuvieron los resultados que esperaban en rating y los primeros lugares de sintonía en los últimos meses se lograron con modestos 10 a 12 puntos de rating, que siendo honestos es un número muy modesto y casi que mediocre, en comparación con los números de los canales deportivos en días de campeonatos locales o regionales como la Copa América.

En materia de series propias, los dos canales tan solo ‘triunfaron’ con las historias de los héroes locales como Diomedes Díaz y Las hermanitas Calle, y el Canal RCN obtuvo un reconocimiento internacional con la producción de ‘Celia‘, la bionovela de la guarachera de Cuba, que aunque debutó con grandes números internacionalmente por estos días ha vuelto a ser una historia más en las franjas de los canales que acogieron la historia.

Otra historia cuentan los canales deportivos como ESPN, Win Sports y Fox Sports, canales que en cada uno de los campeonatos que se dieron a la tarea de cubrir, lograron más audiencia y fueron muchas más veces tendencia en las redes sociales que cualquiera de las producciones de los canales tradicionales. Es decir que digitalmente los canales RCN y Caracol, perdieron la lucha con la audiencia y su baja calidad tanto de historias, originalidad y producción, fue castigada por la propia audiencia dejando solos a sus presentadores y pocos capítulos vistos con alta demanda.

Para ejemplificar esto veamos que el pasado Domingo 20 de diciembre, la final del campeonato de fútbol colombiano tuvo más rating (11,6 puntos), número muy superior a los obtenidos en las finales de las novelas que transcurrieron en el año. La bionovela de ‘Diomedes Díaz‘ fue el espacio más visto del año con un promedio de 12,9 puntos de rating y en su punto más alto de popularidad llegó a 14 puntos.

En alguna ocasión supimos que un partido de Nacional en Copa Libertadores era mucho más visto que cualquiera de las novelas de la noche, y aunque no encontramos la referencia numérica exacta, un partido entre semana de UEFA o de la Selección Colombia llega a más de 17 puntos de atención en rating, y eso que el partido solo se ve por señales de operadores de televisión, lo que demuestra que cada vez más la tienen difícil los canales de TV con sus horarios únicos de transmisión y su poca creatividad para plantear la parrilla. Si no renuevan sus formas de trabajo radicalmente, Netflix y Hulu se tomará rápidamente el espacio que les dejen los canales colombianos.

Por cierto, si antes teníamos un programa semanal de los directores de los noticieros de cada canal, ahora no hay nada que permita saber un poco más de la línea editorial que quieren seguir o a quienes le apuestan los privados, ya que sus espacios de opinión se dedicaron a contar historias y denuncias amarillistas con visos de TMZ y paparazzi intenso como lo son los programas de Séptimo día y Los informantes. De éste último tenemos más aplausos que abucheos, sobre todo porque entre sus historias lograron algo increíble y fue que Alias Popeye se encontrara con una de sus víctimas y en público pidiera perdón por los actos cometidos.

Y si en dramatizados tuvieron malos números, los dos canales no pasaron el examen con respecto a sus espacios de opinión e información. Los dos noticieros no superaron los 8 puntos de audiencia en cualquiera de sus emisiones y el mejor en audiencia siempre fue el noticiero de Caracol, llegando la mayoría de las veces a la mitad de la tabla. La llegada de Juan Roberto Vargas ayudó a afianzar los números del canal y le dieron lección de trabajo diferenciado a Claudia Gurissati, quien tan solo copió el formato que tenía en NTN24 con pantallas más grandes y nuevas presentadoras, estrategia que no le dio mayores resultados. El noticiero de RCN nunca superó los 5 puntos de rating en cualquiera de sus emisiones y en el 2016 tendrán mucho para replantear. De las cosas buenas que dejó el 2015 fue la salida de Vicky Dávila de la presentación del noticiero principal de RCN, ya era hora de ver otras caras aunque fueran traídas de otro canal o épocas.

 

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados