unnamed (6)

La mañana del 13 de agosto de 1961 los ciudadanos de Berlín se levantaron y vieron que su ciudad había sido dividida, aparentemente de la noche a la mañana. Pero detrás de más de 45 kilómetros de alambre púa había una audaz y perfecta operación que permitió acordonar Berlín Occidental en unas pocas horas.

Al cumplirse un nuevo aniversario del levantamiento del Muro de Berlín, History presenta el sábado 15 de agosto un especial de una hora que da una mirada al contexto político e histórico sobre su construcción. Ubicado en la época de la lucha entre los dos sistemas políticos más grandes del mundo, este documental sigue los momentos de la noche en que los comunistas viven uno de los acontecimientos más importantes del siglo XX.

Y si bien muchos presenciaron la caída del Muro de Berlín, son pocos los que han estado presentes tanto en el momento de su nacimiento en 1961, como en el inicio de su desmantelamiento en 1989. El periodista Adam Kellet-Long fue testigo de ambos eventos y este especial de History, recoge su relato y el de otros testigos.

Localizado al este de Berlín, Adam Kellet-Long había notado que cada día del verano de 1961 la tensión en la ciudad aumentaba. Luego de recibir un aviso el sábado por la noche, decide salir a pasear por toda la ciudad y descubre a miles de hombres excavando las calles, pavimentos y parques para construir una cerca de alambre de púas mientras que los ciudadanos de Berlín duermen. Él es la primera persona en contarle esta historia al mundo occidental.

En la mañana del 13 de agosto 1961 los ciudadanos de Berlín se despertaron con el ruido de taladros y tanques, descubriendo así que su capital había sido dividida en dos con una cerca de alambre de púas. En la oscuridad de la noche una de las ciudades más grandes de Europa es dividida por lo que fue el inicio de lo que luego el mundo conocería como el Muro de Berlín: una estructura que definirá el horizonte Europeo y la política mundial durante los siguientes 30 años.

La noche antes nadie sospechaba nada. Menos de 20 personas conocían sobre la “operación Rose”. El plan fue tan audazmente y perfectamente preparado que durante la noche 40.000 militares y civiles fueron movilizados y usando 45 kilómetros de alambre de púas almacenado lograron acordonar Berlín Occidental.

A través de los ojos de Adam Kellet-Long y de otros testigos directamente involucrados en los acontecimientos de esa noche, este documental presentado por History cuenta la historia de una de las operaciones más audaces del siglo XX. Combinando la reconstrucción de la historia con la recopilación de archivos que incluyen tanto parte de colecciones privadas, así como también los primeros informes escritos a mano por los que estaban allí, este documental lleva al espectador al inicio de los eventos en la noche del 12 de agosto de 1961. Hora por hora vemos como la historia se va desarrollando, como reuniones clandestinas dan paso a llamadas telefónicas y como los planes se mantienen en sobres cerrados.

Finalmente nos damos cuenta de que una operación gigantesca está en marcha con varios tanques ocupando posiciones fuera de Berlín, camiones llenos de toneladas de materiales para cercas, miles de militares y civiles convergiendo en el centro de la ciudad en una carrera contra el tiempo para completar su tarea antes del amanecer.

A medida que esta historia avanza, vamos recordando el momento en que el muro fue levantado el 9 de noviembre de 1989, aprendiendo de los meses de preparación que vivieron las autoridades de Alemania del Este. Se tuvieron planes secretos para la clausura inmediata de todas las rutas de transporte entre Berlín Oriental y Occidental además de una campaña de propaganda cuidadosamente dirigida para calmar el pánico y disturbios de los berlineses del Este.

Ubicado en el escenario político de la crisis de Berlín, este documental cuenta la historia de un juego de engaño y consecuencia entre dos potencias nucleares; una lucha entre los dos sistemas políticos más grandes del mundo. ¿Fue el muro de Berlín una manera imprudente del líder excéntrico de la Unión Soviética, Khruschev, para irritar al Occidente o la forma más segura de evitar el estallido de la Tercera Guerra Mundial?

 

 

Otros links relacionados