La Infancia Perdida 2Si naciste antes de mediados de los 80, muy probablemente tuviste una infancia muy distinta a la que tienen los niños hoy en día. Durante generaciones, las calles y callejuelas, predios baldíos y parques de la ciudad, así como los bosques y las áreas abiertas en los suburbios, o el campo eran lugares comunes en los que los chicos pateaban una lata hasta el anochecer o hasta el cansancio.

Hoy en día, el juego libre, sin estructura, es propiamente inexistente. El especial La Infancia Perdida, que Discovery Home & Health emite el domingo 27 de enero a las 22:00 (Bogotá, México) / 23:00 (Bs. As.) examina cómo hemos llegado a esto.

Como ninguna otra generación en la historia, los padres no solamente temen por la seguridad de sus niños al llegar a extremos como instalar localizadores en las mochilas de los pequeños y programas espía en los campamentos de verano – sino que tampoco soportan la idea de que sus hijos pierdan el tiempo jugando por ahí mientras los vecinos se preparan para el futuro con tutores pre-escolares y juguetes diseñados exclusivamente para ‘aprender’.

A todo esto se suma el masivo aumento de los videojuegos como una motivación más para mantener a los chicos en encierro. Cuando llegan a salir, la gran mayoría de las veces es bajo la supervisión de un adulto o dentro de alguna actividad coordinada, lo que prácticamente inhibe las posibilidades del juego libre. Estos chicos representan la primera generación del mundo occidental para quienes el juego es una actividad construida, supervisada y dirigida por los adultos en lugar de ser algo escogido de manera libre y personal o que nazca espontáneamente de cada quien.

Hasta ahora, lo que sabíamos sobre esto era la bastante evidente conexión entre la falta de ejercicio y los problemas físicos como la obesidad. Pero hoy en día, investigaciones asombrosas comprueban que hay un claro vínculo entre la falta de juego y la ansiedad, la depresión, la auto-estima, la memoria, el desempeño académico, el TDAH, las destrezas del lenguaje, la habilidad para tomar decisiones, la creatividad, la velocidad en los procesos mentales y el desarrollo del lóbulo frontal del cerebro.

La Infancia Perdida, examina esta problemática y presenta el testimonio de investigadores especializados en el juego, con experimentos únicos diseñados específicamente para este programa, además de historias reales de chicos contemporáneos. Imperioso y con una relevancia universal, este documental explora a través del análisis de expertos el impacto de este enorme cambio en la manera en que juegan los niños… y los efectos en su crecimiento.

Fuente: Síntesis.com

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados