La Soldado Arango no aguantó la prueba en la Batalla de Honor

632 0

A la primera Batalla de Honor como finalistas de Soldados 1.0 llegaron los participantes Arango, Nivia y Quintero, quienes debían presentar una prueba en la que se jugaban su permanencia en el pelotón.

Los tres soldados, debían tener autocontrol y llevar al máximo su capacidad mental, pues tenían que soportar el mayor tiempo posible debajo de la arena, respirando únicamente por un tubo en su boca y comunicándose a través de señas con sus superiores.

La primera en pedir que la sacaran de la arena, fue la soldado Arango, quien no aguantó la presión y decidió abandonar la prueba, argumentando su fobia a los lugares encerrados. Después de ella, la soldado Nivia pidió ser desenterrada y Quintero pudo regresar sin problema al alojamiento.

Pero aún faltaba definir cuál de las dos mujeres sería la eliminada, por lo que a la soldado Juliana Arango todavía le quedaba una nueva oportunidad para salvarse y regresar al pelotón.

Sin embargo, antes de que el capitán Rojas diera paso a las indicaciones de la segunda prueba, Arango pidió la palabra y le manifestó a sus superiores su deseo de abandonar la preparación militar. “Mi Capitán, con todo el respeto que le tengo a esta institución, hoy debo decirles que es mi día final y quiero que Nivia regrese al pelotón para continuar en competencia. Me siento muy triste, pero no me quedé debiendo nada, hice todo con amor y respeto y me siento muy orgullosa del Ejército Nacional, gracias a ustedes por orientarme en este camino”.

Antes de regresar al alojamiento e informarle a sus compañeros la decisión, el capitán Rojas le reconoció a Arango y a Nivia el hecho de que hayan realizado la prueba en la arena, pues han sido las únicas mujeres dentro del Ejército Nacional que la han efectuado.

A su vez, el Capitán exaltó el trabajo de Juliana Arango, en Soldados 1.0. “Entiendo que tiene problemas de salud, la considero superior y usted es una soldado que se caracteriza por su arrojo y valentía en el momento que tiene que afrontar las cosas. Sé que sufre de claustrofobia, pero le reconozco que hizo la prueba hasta donde pudo, eso es algo de valorar, siéntase orgullosa”, expresó.

Para sus lanzas, Arango era una de las competidoras más fuertes, ya que fue la única televidente que llegó a izar bandera, y desde un inicio supo acoplarse al grupo. Antes de regresar a Barranquilla como civil, Juliana Arango le dirigió unas palabras al pelotón, en especial al soldado Liñán con quién forjó un fuerte lazo de amistad.

El grupo sigue reduciéndose y las inclemencias del clima de La Guajira hace que los participantes se sientan más agotados, pero deberán seguir fortaleciendo su espíritu de soldados, si quieren conservar su cupo en la final. Antes de terminar el capítulo de este viernes, los siete participantes que continúan en competencia, tuvieron la oportunidad de hablar telefónicamente con sus seres queridos durante una hora, pues el capitán Rojas les advirtió que sería la última llamada que podrían hacer por mucho tiempo, pues las próximas misiones las cumplirán en zonas donde no hay señal.

Muchas sorpresas y grandes desafíos deberán afrontar los siguientes días.

Fuente: CanalRCN