Aunque hace 7 años Walter y Natalie se separaron, la pareja lleva una relación muy cordial en donde priman la confianza, el respeto y la admiración mutua, valores que le han inculcado a su hijo Lucas de 7 años. Ellos se convirtieron en la tercera pareja en ser eliminada del reality ‘Separados’, y contrario a estar tristes por la decisión que tomaron sus demás compañeros, están felices de haber vivido esta experiencia y según lo manifiestan, sienten que lograron llegar hasta donde Dios se los permitió.

emi2

“Nuestra historia empezó desde que nos separamos, en ese momento hicimos un pacto por nuestro hijo Lucas de llevar una muy buena relación, en la que le enseñáramos buenos valores para poder hacer de él lo que hoy es, un niño seguro, feliz y tranquilo. La gente no se imagina que realmente estamos separados, porque todos los días hablamos, nos reímos y vamos a almorzar o a cine cada uno con nuestras parejas. Eso lo hemos logrado, porque tenemos un organigrama, donde están: primero Dios, luego nuestro hijo Lucas, después nosotros y posteriormente nuestras parejas”, cuenta Natalie”, quien añade que aunque también vivieron cosas no tan agradables en su relación, decidieron quedarse con los buenos recuerdos y por eso se entienden tan bien.

“LA GENTE NO SE IMAGINA QUE REALMENTE ESTAMOS SEPARADOS, PORQUE TODOS LOS DÍAS HABLAMOS, NOS REÍMOS Y VAMOS A ALMORZAR O A CINE CADA UNO CON NUESTRAS PAREJAS”: NATALIE Y WALTER.

emi¿Cómo fue la experiencia de haber participado en un reality?
Walter: Fue algo inolvidable, donde estuvimos reunidas 10 parejas con un fin en común: luchar por darle una mejor educación a nuestros hijos.
Natalie: La experiencia fue muy linda, el hecho de convivir con 9 parejas más era un reto grande y también probarnos a nosotros mismos hasta dónde éramos capaces de llegar por nuestro hijo.

¿Además de su hijo, qué otros motivos los llevaron a participar en el reality?
W y N: A nosotros no nos costó ningún trabajo ir a participar, porque siempre nos la hemos llevado bien y cuando nos enteramos del programa, no lo pensamos, porque uno hace lo que sea por sus hijos.

Estando todos los días juntos durante la competencia y lejos de sus parejas, ¿no pensaron en retomar su relación?
W: No, porque somos muy maduros en eso, lo único que le dije a Natalie cuando estábamos en el programa fue que si se acordaba que cuando éramos novios yo le había dicho que la iba a llevar a una isla a vivir.
N: Y nos reíamos porque se cumplió nuestro sueño aunque ya no estemos juntos como pareja, pero nosotros tenemos el uno por el otro un sentimiento muy especial, este es un amor de Dios y decidimos vivir nuestras vidas de una manera plena y feliz.

Si llevan una relación tan bonita, ¿por qué se separaron?
W: Porque nosotros tenemos una función mucho más allá del amor, a través de ese sentimiento, creamos a nuestro hijo Lucas. Simplemente se acabó la química entre los dos, pero eso no quiere decir que no exista un sentimiento de cariño, amor y admiración mutua.
N: Independientemente de que no estemos juntos como pareja, lo que queremos es demostrarle a la gente que sí podemos llevar una bonita relación.

¿Por qué creen que los eliminaron?
W: Porque el tiempo de Dios es perfecto, era nuestro momento de irnos. Veníamos de unas pruebas en las que nos había ido bien, pero después fallamos en otras.
N: Nosotros dimos todo lo mejor, pero a veces las cosas fallan. Yo soy deportista, y cuando tuvimos que presentar la prueba del equilibrio, todos pensaban que yo me la iba a ganar, pero no fue así, porque la cuerda se movió demasiado y eso hizo que perdiera el equilibrio. También nos dimos cuenta de que algunas parejas ya habían hecho alianzas para salvarse, pero eso no nos afectó y estamos tranquilos.

De alguna manera estar presionados durante las pruebas por ganar ¿no hizo que sus temperamentos cambiaran?
N: Hubo una prueba en la que nos vestimos de arañas, donde teníamos que recoger agua del mar en un bambú y echarla en un balde, pero había obstáculos por el camino, y Walter se alcanzó a alterar conmigo.
W: Pero contrario a pelear, Natalie me decía ‘dime lo que quieras’, eso me dio a mí mucha tranquilidad y ganamos la prueba.

¿Qué fue lo que más les gustó de participar?
W: Estar con Natalie, porque hicimos un equipo muy chévere, allá nos la pasábamos hablando, nos reíamos, nos metíamos a la piscina y sentía que tenía una compañera.
N: Lo más lindo fue unir a una pareja, a Johanna y Andy. Walter le daba consejos a Andy y yo a Johanna y logramos que retomaran su relación. Nos sentimos felices por haber logrado eso. Además, fue hermoso trabajar en equipo como siempre lo hemos hecho y demostrándole a nuestro hijo que sí podíamos.

¿Y lo más difícil?
W: No estar con mi hijo, que me pusieran las pruebas que fueran, no me importaba, aunque nos cansábamos, pero estar alejado de Lucas, no fue fácil.
N: Para mí además de mi hijo que se notó durante el programa porque lloré en muchas ocasiones por él, era también ver las peleas entre las otras parejas, eso me afectó, por eso digo que Dios es grande y maravilloso, porque nos retiró en el momento que era. Yo no entendía, porque las exparejas se odiaban tanto.

¿Qué consejo le dan a las parejas que están separadas y que tienen hijos para evitar los conflictos?
W y N: Que todos vivamos nuestras vidas en función de nuestro ser supremo: Dios, Él es que nos da la fuerza para salir adelante. Y siempre hay que hablar las cosas pensando en nuestros hijos para darles un buen futuro.

¿Qué pareja les gustaría que ganara?
W: Hugo y Bleidy, nos encantaría, porque siempre se han esforzado mucho, luchan y la guerrean.
N: Pienso que este dinero realmente lo necesitan más Petra y Jhon, porque a Petra le ha tocado muy duro en la vida para sacar a su hijo adelante y qué bueno sería que le pudieran dar un mejor futuro al niño.

Fuente: CanalRCN

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados