Por segunda vez consecutiva, la pareja de padres conformada por los barranquilleros Sandra y Leonardo, estaba entre los condenados de la semana, y esa fue la principal razón que tuvieron sus compañeros, para votar por ellos para que fueran los eliminados del reality.

image005 (1)A pesar de que la pareja llegó al programa con el único propósito de convivir con el fin de ser los ganadores de 500 millones de pesos para la educación de su hijo, los constantes problemas de comunicación entre ellos, se convirtieron en su principal rival para continuar en la competencia.

Entre los argumentos que dieron sus compañeros al momento de elegirlos como los eliminados de la semana, fue que a pesar de que en el anterior consejo, en el que también habían estado condenados, se les había dado la oportunidad de seguir en competencia, las constantes discusiones entre ellos no generaban un buen ambiente en la isla.

“Nosotros llevábamos 10 años separados y decidimos participar pensando en que lo hacíamos por nuestro hijo, pero realmente no es fácil y entendimos que hace parte de la competencia y nuestros compañeros tenían la decisión en las manos”, cuenta Sandra.

Ahora la competencia continúa con ocho parejas que deberán enfrentarse a nuevos retos físicos y mentales que les permitirá seguir luchando por llegar a la final.

Fuente: CanalRCN

Otros links relacionados