Con un porcentaje de 44 por ciento, tuvo que dejar la casa del reality.

Viví lo que tenía que vivir”, fue lo primero que dijo Sebastián Corrales, el segundo eliminado del reality Gran Hermano, la noche del martes, al salir de la casa. El joven comentó que ese no era su espacio y que necesitaba su círculo familiar y a sus amigos, así como a su novia. (Conozca a los participantes de ‘Gran Hermano’ Citytv 2012).

Sebastián Corrales es hijo de una santandereana “de esas que planchan con la mano”, como él mismo dice y tal vez por eso siempre se vio en Gran Hermano su carácter fuerte y decidido, “pero allá adentro me sentí muy vulnerable”.

De 28 años, es diseñador gráfico y cada uno de sus tatuajes tienen un sentido relacionado con el diseño.

Vive en Bogotá desde hace cuatro meses, cuando vino a buscar un mejor futuro y dejó en Medellín enfermo a su papá, con un cáncer terminal.

A su salida de la casa, habló con Eltiempo.com

Los Televidentes le hicieron caso y lo eliminaron. ¿Está seguro de que había terminado su ciclo en la casa?

La verdad sentí que terminó cuando encontré las cosas que quería hallar de mí y también, porque me hacían mucha falta mis amigos, mi novia y mi familia.

¿Qué fue lo mejor de esta experiencia?
Entender que el amor es algo muy importante y que por el paso de los días y el encierro sentí que me iba marchitando. Entonces fue cuando sentí que tenia que irme. Los que me quieren lo hacen por lo que soy y si me hubiera ganado la plata a lo mejor, toda esa gente que me quiere me hubiera empezado a desconocer. Yo vine a asumirme, no a ganar el reto y eso fue lo que hice.

¿Alguna experiencia para resaltar?
Yo me miraba mucho en los espejos de la casa, preguntándome qué había detrás y el Gran Hermano, en alguna ocasión en el confesionario, me dijo que ese era el reflejo de mí mismo.

¿Dejó amigos adentro?
Así suene cruel, son personas que no conozco. La amistad no se teje en días, sino en años. Hay gente que entró por sus sentimientos, por descubrirse, otros por la plata. Con Juan Sebastián fue con el que más afinidad tuve.

¿Cómo se sintió en la casa?
Con el tiempo detenido. Uno vive allá adentro con todos los lujos, la casa es hermosa, hay comodidades, pero es como estar en una burbuja y la monotonía es algo que no va conmigo. Cuando a mi papá le detectaron el cáncer, mi mamá me dijo que uno siempre tiene que vivir cada día como si fuera el último, y allá adentro yo nunca sentí que estaba viviendo el último día de mi vida.

Pero ustedes saben cuándo es de día y cuándo es de noche…
Claro, y uno sabe que la calle y la vida siguen andando, pero sin relojes, uno ve el día, pero es el mismo cielo sin saber la hora.

¿Quién cree que se debe ganar el reality?
Hélver Orlando López, que estuvo preso y nos contó su historia. Él ya vivió un infierno y este encierro es su paraíso, o María Cristina Gutiérrez, que también ha tenido una vida muy dura. En mi opinión ellos deben ser los finalistas.

¿Qué va a hacer de ahora en adelante?
Valorar más a las personas que están a mi lado, tener más sentido de pertenencia con mi familia… Es que allá adentro rescaté vaores que tenía perdidos.
Mañana jueves, a las 7 p.m. será la nominación. Sin embargo, ya uno de los concursantes, en la noche del martes, entró a nominar a dos concursantes, que se conocerán en la transmisión del 6 de septiembre. Ese mismo día, a las 9:50 p.m., Jorge Marín conducirá un debate sobre los amenzados.

Gran Hermano es un programa de Citytv (canal de EL TIEMPO Casa Editorial), Endemol (empresa creadora del formato) y la productora RTI.

Fuente: Eltiempo

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados