Explora lo frágil y maravilloso que es el planeta Tierra, Will Smith responde a preguntas sobre las características del planeta y está acompañado de astronautas que brindan su perspectiva única y comparten recuerdos personales del planeta visto a la distancia. A partir del domingo 25 a las 10:00 p.m por National Geographic.

Dirigida por Darren Aronofsky, bajo la producción de Jane Root, la emisión está compuesta por 10 capítulos filmados a lo largo de más de 1.4 millones de kilómetros, 45 países, seis continentes y el espacio sideral.


ONE STRANGE ROCK es una travesía visual que alterna lo microscópico con lo cósmico y revela al planeta bajo una lente extraterrestre.

La serie explora preguntas como ¿Por qué la Tierra es el único planeta (que sepamos) que puede sustentar la vida? ¿Qué tan frágiles son los sistemas calibrados perfectamente que sostienen a este planeta viviente? ¿Cuáles son los peligros más grandes para el medio ambiente y la existencia humana en la Tierra? ¿Estamos solos y de dónde provenimos?

Cada episodio presenta hechos fascinantes con temas que nos hacen repensar lo que sabemos del planeta, por ejemplo, que la mitad del oxígeno que posibilita la vida proviene del fitoplancton unicelular, cien de los cuales cabrían en la cabeza de un alfiler, y las cámaras se internan directo en la fuente. El título de la serie, ONE STRANGE ROCK (una roca extraña), deriva de las capacidades intrincadas, finamente sintonizadas y perfectamente ajustadas de nuestro planeta que permiten la vida.

One Strange Rock - will smith
(Foto: National Geographic)

Will Smith considera estas preguntas y guía a los espectadores en una exploración sensorial total y sin precedentes apuntalada por un grupo selecto de ocho astronautas que  brindan su perspectiva única y comparten recuerdos personales del planeta visto a la distancia.

“Cuando estás en el espacio, a 400 kilómetros de distancia del planeta, ves el mundo de una manera totalmente diferente”, dice la ex astronauta Nicole Stott. Y el ex astronauta Leland Melvin añade: “Y esa nueva perspectiva general de sentirte extraordinariamente vinculado con todos y con todo es el mensaje que quiero traer de vuelta al planeta”.

“En ONE STRANGE ROCK, estamos creando una biblia visual al combinar todo, astronomía, antropología, biología, química y física, para revelar la Tierra desde el espacio como una increíble miríada de sistemas en funcionamiento”, dice Darren Aronofsky, que colaboró personalmente con el astronauta de la Agencia Espacial Europea Paolo Nespoli para grabar metraje exclusivo con la astronauta Peggy Whitson, que batió el récord de cantidad de días en el espacio, durante su misión en la Estación Espacial Internacional.

La Tierra es una burbuja rebosante de vida inmersa en la negrura del espacio que fue posible gracias a las fuerzas dinámicas y los giros del destino que se irán revelando a lo largo de la serie.

  • Ser los primeros en filmar y tener acceso especial: los equipos de filmación de ONE STRANGE ROCK fueron las primeras personas no nativas en filmar las festividades de Magha Puja en el templo Wat Phra Dhammakaya de Tailandia, y tuvieron acceso especial para filmar dentro de la cueva Actun Tunichil Muknal, en donde se encuentra la famosa doncella de cristal, un lugar en el que ha estado prohibido filmar durante años.
  • Filmación con cámaras de alta velocidad: la serie registró enormes velocidades en el espacio y en la Tierra, como la filmación de un avión de combate F15e Strike Eagle tratando de mantener el ritmo de la sombra de un eclipse total reciente. La producción filmó también en el espacio a una velocidad máxima superior a los 28.000 km por hora en la Estación Espacial.
  • Profundidades insondables y alturas inconmensurables: Para comprender realmente este planeta fenomenal en su totalidad, las cámaras registraron sus polaridades. La cueva Lechuguilla, en Nuevo México, es un secreto impactante ubicado a 489 kilómetros bajo tierra que revela los misterios de la madre tierra. Y en la Estación Espacial, en el otro extremo del espectro, a una órbita de 370-460 kilómetros de la Tierra, los astronautas revelan una perspectiva que solo se obtiene desde estas alturas alucinantes.
  • De las formas de vida más pequeñas a las más grandes: La existencia asume muchas formas, desde cianobacterias microscópicas hasta la gigantesca ballena azul, que cumplen roles vitales para mantener habitable nuestra maravillosa roca.
  • Locaciones extremas: La producción viajó a los extremos, desde uno de los lugares más fríos de la Tierra, Kangiqsujuaq (Canadá) hasta el lugar más cálido del planeta, la depresión de Afar, en Etiopía, en donde encontraron algunas de las formas de vida más resistentes del mundo. Luego, hacia el sur, a Kasanka (Zambia), en donde comienza la migración de mamíferos más grande del mundo, acompañados de especialistas que explican el notable rol que cumple una enorme colonia de murciélagos, que soporta el ecosistema con la dispersión del guano.

Cada episodio de una hora explora acontecimientos monumentales: la génesis, la violencia cósmica, el ciclo de la vida y la muerte, la inteligencia humana y la vida extraterrestre, el sacrificio, el oxígeno, la supervivencia versus la destrucción y cómo el planeta determinó la vida y la vida determinó al planeta. Los astronautas que guían la travesía en cada episodio son:

  • Chris Hadfield: el ex astronauta Hadfield es el primer canadiense que comandó la Estación Espacial Internacional y el único canadiense que estuvo a bordo de la estación espacial rusa Mir mientras estaba en órbita, Hadfield dejó la Tierra tres veces y pasó un total de 166 días en el espacio.
  • Jeff Hoffman: habiendo viajado 34,6 millones de kilómetros en el espacio, Hoffman, astrónomo y ex astronauta nacido en Brooklyn, ha volado por el espacio cinco veces, una de las cuales fue la primera misión al Telescopio Espacial Hubble.
  • Mae Jemison: la ex astronauta Jemison acaba de celebrar el 25° aniversario de su misión al espacio a bordo del Endeavour, haciendo historia por ser la primera mujer afroamericana en viajar al espacio.
  • Jerry Linenger – El ex astronauta Linenger, que sobrevivió el incendio más serio producido en una nave espacial en órbita, pasó casi cinco meses en la estación espacial rusa Mir y viajó 80 millones de kilómetros solamente en esa misión.
  • Mike Massimino – La primera persona en enviar un tuit desde el espacio, el ex astronauta Massimino voló en dos misiones de transbordador espacial para reparar el Telescopio Espacial Hubble.
  • Leland Melvin – El ex astronauta Melvin, la única persona convocada por la Liga Nacional de Fútbol Americano en volar al espacio, despegó hacia el espacio dos veces y pasó más de 565 horas allí.
  • Nicole Stott – La ex astronauta y acuanauta Stott, conocida como la “astronauta artística”, fue la primera astronauta en pintar el espacio, pasó 104 días en el espacio y casi tres semanas en el hábitat submarino Aquarius.
  • Peggy Whitson – La astronauta Whitson acaba de completar su tercer viaje al espacio, estableciendo un récord de la NASA por haber pasado la mayor cantidad de días en el espacio: 665.

 

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados