El grupo bogotano Los Petit Fellas siguen su carrera musical con pasos bastante importantes y fuertes. Durante este año se han logrado colar en las listas de reproducción de la radio local y ya han visitado uno de los escenarios de música independiente como lo es el SXSW, en el que lograron hacer una breve presentación y hablar con varios de los medios presentes.

maxresdefault

Aprovechando que ya se están acercando a su mejor momento durante la promoción de este primer acercamiento a la industria de la música, la disquera junto al grupo han elaborado el primer video y han escogido la canción “Simpática fiesta” para hacer su primer “corto”.

La historia del video es sencilla y está acompañada de algunas caricaturas al estilo de “Who frame Roger Rabbit” y otras cintas que han usado la animación 2D para acompañar a los actores en las escenas.

En palabras de la banda

Esa noche la banda salió a andar sin norte, sin ruta; no teníamos más pretensión que la de encontrarnos con historias, esas que nos hacen lo que somos, que nos construyen y nos destruyen a la vez. “La ciudad es candela…” dijo uno, refiriéndose a las esquinas y los corazones que arden; los ceños fruncidos, el caos; “Amerita cautela…” rimó mientras solo Mr. Jay le prestaba atención, con ganas de cambiarse de lado de la acera. Marcos, que aun vive en Chapinero, llamó y dijo que había fiesta en su casa, que nos esperaba -¡Ca ca ca caigan Fe FELLAS.- dijo tartamudeando, mientras nosotros ni cortos ni perezosos, ya maquinábamos como llegar.

La ciudad es una de día y otra de noche; así que cuando está oscura del cielo hace encender otras luces, incluyendo las de los ojos, es entonces cuando su color mediocre, el que suele tener a veces, se transforma en muchos de diferente intensidad. Entre las estas y los recovecos estábamos, entre historias mínimas, conocidos y desconocidos, entre el ruido de la calle y el silencio de la cabeza, o al revés; yendo hacia un lugar, uno en especifico pero que para usted, puede ser cualquiera.

Ahí estábamos los de siempre; salvo un par que andaban en otras películas y desde hace días, perdidos. Pablo, por ejemplo, estaba de viaje; como que la cabeza se le había zafado de desamor y se había ido sin dejar dicho nada; seguramente su mamá sabía más de él, pero ella a nosotros ya ni nos puede ver. Gris y Elisa, estaban de Rock n Love y de a pocos habían desaparecido, salvo los días de torneos de FIFA en la casa de Pane, donde como fuera, siempre llegaban. Andrés, ya no salía con nosotros; andaba como con delirios, síndrome de Frégoli.

A donde Marcos, llegamos después de beber algo por ahí, de saltar canecas y de tirar risa por todo y por nada. Llegamos a las 11 y algo, el resto es historia, la contaron Simón y Alberto; de hecho si usted todavía no la conoce, venga, acá se la podemos contar cuantas veces quiera:

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados