Una pequeña joven de 28 años es en este momento, la activista más reconocida de la India tras publicar en YouTube un video en el que parodiando a Nicky Minaj y su canción Anaconda, puso en la boca del mundo el desastre generado por la multinacional Unilever. Según el New Indian Express, el desastre sanitario durante 14 años causó la muerte de 45 empleados y 12 de sus hijos, por no mencionar las enfermedades derivadas de los efectos de la polución. La empresa nunca hizo nada para compensar a las víctimas.

La rabia ante esta injusticia ha llevado a Sofia Ashraf a compartir el título “Kodaikanal Won’t” -para la que ha reinventado la letra de “Anaconda” de Nicki Minaj– en apoyo a una protesta a manos de la asociación Jhatkaa que pide que grandes firmas de la industria alimentaria como Knorr, Ben & Jerry’s, Lipton y Amora, y de la industria de productos domésticos Axe, Cif, Omo, Monsavon o Cajoline, tomen cartas en el asunto.

Lejos de los escandalosos videos americanos que utilizan los culos gordos como protesta, Sofia Ashraf consigue que se escuche su voz en nombre de los trabajadores ignorados por la cuarta marca líder del sector en todo el mundo. Es una especie de historia como la de David contra Goliat que ella quiere reivindicar con este video que ya ha registrado más de un millón de visitas desde su publicación. Además, el término “Kodaikanal” se ha convertido en tendencia también en Twitter, donde la propia Minaj incluso ha hecho eco de la causa y aplaude la referencia a su canción:

Unos cuantos medios de comunicación indios han aprovechado la oportunidad para reabrir el debate acerca del incidente y cuestionar si una éxito de hip hop tiene más poder para cambiar las cosas que las campañas puestas en marcha anteriormente que no han llegado a ningún sitio.

Tal y como explica i100, no es la primera vez que Sofia hace campaña por lo que cree justo. La joven cantante ya ha expuesto en más ocasiones las negligencias de una gran compañía por un escándalo humanitario: la famosa tragedia de Bhopal en 1984, en la que una explosión en una planta de Union Carbide mató a miles de personas (las cifras oscilan entre el número oficial de 3787 y 16 000 denunciadas), además de las cerca de 300 000 que han sufrido secuelas como consecuencia del suceso.

En aquel caso, su canción también partía de otro famoso título que seguro que reconoces:

Finalmente, Unilever ha reaccionado a la polémica: la firma ha publicado un documento en el que asegura que el informe la asociación local Community Environmental Monitoring, que confirma los niveles altos de mercurio tóxico en la vegetación y sedimentos que alega, entran en contradicción con los resultados obtenidos en la evaluación llevada a cabo por expertos independientes.

Definitivamente, la guerra contra los grandes capitales y la humanidad es una tarea que ahora será cada vez más frecuente en diferentes partes del mundo, especialmente en los países con menos recursos y menor educación.

Otros links relacionados